Altillo.com > Exámenes > UBA - Económicas > Microeconomía


Resumen para el Primer Parcial  |  Microeconomía (Cátedra: Apella - 2019)  |  Cs. Económicas  |  UBA

División del trabajo. Tres especialidades:

 

Aumento de la destreza.

 

Ausencia de tiempos muertos.

 

Mejoramiento de la técnica.

 

David Ricardo

 

Principio de microeconomía y tributación. Costos de producción.

 

Escuela Ricardiana: se centra en los costos de producción.

 

Escuela marginalista: critica a la escuela Ricardiana y se centra en la demanda.

 

Alfred Marshall

 

Principios de economía. Escuela neoclásica.

 

John Maynard Keynes

 

Teoría general, ocupación, tu interés y dinero. Revolución en la economía. Surge la macroeconomía.

 

Mercado

 

Institución anárquica y centralizada. Se desconoce su capacidad.

 

Mano invisible del mercado: regula la oferta y la demanda.

 

Mecanismo de mercado: regula la especialización según el tamaño del mismo.

 

Precio natural: se define según el costo de producción.

 

Precio de mercado: se define según la oferta y la demanda.

 

Características del individuo

 

Racionalidad: definida bajo tres supuestos que se consideran axiomas del individuo.

 

Reflexibilidad: posibilidad de entender que una canasta de bienes es, al menos, tan buena como sí misma.

 

Transitividad: posibilidad de establecer una transición de preferencias entre distintas canastas de bienes.

 

Completitud: posibilidad de establecer una preferencia sobre una canasta de bienes con respeto a otras.

 

Conjunto de indiferencia

 

El conjunto de indiferencia son las canastas de bienes que le brindan el mismo nivel de satisfacción al individuo. Las curvas de indiferencia no se pueden cortar entre sí.

 

Preferencias

 

Bienes regulares

 

Monotocidad débil: se prefiere tener más de un bien para estar mejor.

 

Convexidad estricta: se prefiere un consumo combinado de bienes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bienes complementos perfectos

 

Monotocidad estricta: es indiferente tener más de un bien para estar mejor.

 

Convexidad estricta: se prefiere un consumo combinado de bienes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bienes sustitutos perfectos

 

Monotocidad débil: se prefiere tener más de un bien para estar mejor.

 

Convexidad débil: es indiferente el tipo de consumo de los bienes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilidad

 

El valor es una propiedad de un bien dado por su nivel de necesidad y de escasez. La utilidad es capacidad de un bien de satisfacer una necesidad.

 

La utilidad marginal es la cantidad numérica de la satisfacción que provee la última de un bien.

 

La relación marginal de sustitución es la cantidad de un bien que se esta dispuesto a no consumir, con tal de consumir otro.

 

La relación marginal de sustitución de bienes complementarios perfectos no existe.

 

La relación marginal de sustitución de bienes complementarios perfectos es la pendiente de la recta.

 

Funciones de utilidad

 

Bienes regulares o Cobb Douglas

 

Función de utilidad:

 

Función de utilidad marginal del bien 1:

 

Función de utilidad marginal del bien 2:

 

Función de relación marginal de sustitución (-):

 

Bienes sustitutos perfectos

 

Función de utilidad:

 

Función de utilidad marginal del bien 1:

 

Función de utilidad marginal del bien 2:

 

Función de relación marginal de sustitución (-):

 

Bienes complementarios perfectos

 

Función de utilidad:

 

Restricción presupuestaria

 

Función de restricción presupuestaria:

 

Si aumentan los precios o añaden impuestos, la restricción presupuestaria decrece. Si disminuyen los precios o añaden subsidios, la restricción presupuestaria crece.

 

Relación de precios objetiva

 

La relación de precios objetiva es la cantidad de un bien que se esta dispuesto a no consumir, con tal de consumir otro.

 

Fórmula de relación de precios objetiva (-):

 

Racionalización del consumo

 

Fórmula de racionalización del consumo de bienes:

 

Demanda

 

Bienes regulares o Cobb Douglas

 

Función de demanda del bien 1:

 

Función de demanda del bien 2:

 

Bienes sustitutos perfectos

 

Función de demanda del bien 1:

 

Función de demanda del bien 2:

 

Bienes complementarios perfectos

 

Función de demanda del combo de bienes:

 

Función de demanda del bien 1:

 

Función de demanda del bien 2:

 

Elasticidad del precio

 

La elasticidad precio es la variación porcentual de la cantidad adquirida de un bien, en relación con la variación porcentual del precio. El resultado es siempre negativo.

 

Función de elasticidad del precio:

 

Relación elástica: |E| > 1.

 

Relación inelastica: |E| < 1.

 

Relación unitaria: |E| = 1.

 

Elasticidad de la renta

 

La elasticidad precio es la variación porcentual de la cantidad adquirida de un bien, en relación con la variación porcentual de la renta.

 

Función de elasticidad de la renta:

 

Bienes de lujo: E > 1.

 

Bienes normales: E > 0.

 

Bienes inferiores: E < 0.

 

Elasticidad del precio cruzado

 

La elasticidad del precio cruzado es la variación porcentual de la cantidad adquirida de un bien, en relación con la variación porcentual del precio de otro bien. Se utiliza para determinar la relación entre dos bienes.

 

Función de elasticidad del precio cruzado:

 

Bienes sustitutos: E > 0.

 

Relación complementarios: E < 0.

 

Relación independientes: E = 0.

 

Ecuación de Slutsky

 

La ecuación de Slutsky enuncia que los cambios en el precio de un bien, generan cambios en su demanda a causa de dos efectos.

 

Efecto sustitución: es el resultado de un cambio en la tasa de sustitución de dos bienes. Si aumenta el precio de un bien, disminuye su demanda.

 

Efecto renta: es el resultado de un cambio del poder adquisitivo del consumidor.

 

Bien normal: si aumenta el precio de un bien, aumenta su demanda.

 

Bien inferior: si aumenta el precio de un bien, disminuye su demanda.

 

Bien Gi en: si aumenta el precio de un bien, aumenta su demanda.

 

 

Lectura (Introducción a la Economía, Maurice Dubb)

 

Introducción

 

La economía es una ciencia deductiva que deduce conclusiones de ciertas premisas, y el desarrollo de estos conceptos da los límites de dicho estudio.

 

El modo más satisfactorio de definir a la economía es hacerlo en términos de la cuestión que se pregunta y cuya respuesta se busca, y definir las escuelas ideológicas rivales en términos de de las diversas cuestiones que se proponen a sí mismas.

 

El nacimiento de la economía política

 

La economía política nace en los cambios sociales, económicos e ideológicos, que marcaron la transición de la Europa Occidental hacia la nueva era burguesa.

 

Hacia fines del siglo XVIII apareció una nueva sección de la clase burguesa: una clase de capitalistas industriales cuyos intereses estaban en contra del sistema vigente establecido por los intereses agrarios y comerciales de la aristocracia conservadora del siglo XVIII.

 

Fue en Francia, donde el concepto unificado de una sociedad económica apareció por primera vez como el objeto de la economía política.

 

La economía política ofrecía la concepción de un orden económico regido por una ley natural que marcharía sola si se la dejaba sola y que daría lo mejor de resultados y la ley natural pudiera operar libremente y sin estorbos. El individuo tenía un derecho natural de buscar su propio interés personal porque, a las serlo así, ayudado por aquella mano invisible, comentaba el bien común.

 

La economía política tuvo su origen y derivó su fuerza como una franca apologética del individualismo capitalista.

 

Adam Smith se preocupó en escribir un comentario sobre cuestiones económicas específicas y en proponer una tesis práctica basada en la defensa la nueva filosofía burguesa libertad económica.

 

Ricardo se preocupó por establecer un principio unitario que sirviera para interpretar todos los fenómenos principales del sistema económico, en especial el de la distribución de las riquezas. Fue por excelencia el profeta económico de la burguesía industrial.

 

La nueva economía

 

En las últimas tres décadas del siglo XIX la economía política sufrió una transformación importante.

 

La primera diferencia notable entre los viejos y los nuevos economistas consistía en un desplazamiento de la atención hasta entonces puesta en la oferta y el costo, hacia la demanda del consumidor y la utilidad como determinantes del valor de cambio.

 

La segunda diferencia fue el efecto de los cambios en el margen, como la pérdida o ganancia utilidad que provenía de cierta mercancía.

 

El cambio fue de visión conceptual, y un cambio en el tipo de cuestión a la que había que responder. A los nuevos economistas les interesaba una investigación más empírica, basada en las causas de las variaciones en los valores del mercado. Esta investigación limitado su fondo respecto a la médula teórica de la economía.

 

La teoría económica ha empleado en la concepción de las ecuaciones funcionales, donde una cantidad se expresa como función de otra si aquella varía o se mueve con la otra en algún sentido particular.

 

En la nueva economía, por tanto, no se trataba de buscar una causa única del valor, un principio o elemento primario al que pudieran ser referidos todas las cuestiones de cambio y distribución.

 

En la busca de estos factores, Jevons y los austriacos transfirieron su atención de las condiciones de producción al consumo, de la oferta a la demanda, y buscaron cuál es el principal factor determinante de lo que sostenía la demanda del consumidor.

 

La demanda del consumidor era un reflejo del deseo del consumidor; y el deseo a su vez tenía sus bases en el placer que daba el objeto deseado. Jevons llamó utilidad a esta capacidad de dar placer.

 

El punto de partida de la nueva teoría fue una observación empírica respecto a la naturaleza de los deseos, que ha sido descrita de modos diversos, como la ley de la utilidad de creciente o la ley de la sociedad de las necesidades.

 

Los precios son considerados sencillamente con el resultado de valoración subjetiva en la mente de los individuos interesados.

 

Lectura (Microeconomía Intermedia, Hal Varian)

 

La reducción presupuestaria

 

El conjunto presupuestario está formado por todas las cestas de bienes que puede adquirir el consumidor con unos precios y unos ingresos dados. Normalmente, supondremos que sólo hay dos bienes, ya que este supuesto simplifica las operaciones y es, además, más general de lo que parece.

 

La recta presupuestaria se expresa de la forma siguiente: p1x1 + p2x2 = m. Tiene una pendiente de – p1/p2, una ordenada en el origen de m/p2 y una abscisa en el origen de m/ p1.

 

El incremento de la renta desplaza la recta presupuestaria hacia fuera. La subida del precio del bien 1 hace que ésta sea más inclinada y la subida del precio del bien 2 que sea más horizontal.

 

Los impuestos, las subvenciones y el racionamiento alteran la pendiente y la posición de la recta presupuestaria alterando, en consecuencia, los precios que paga el consumidor.

 

Las preferencias

 

Los economistas suponen que un consumidor puede ordenar las distintas posibilidades de consumo. La forma en que las ordene describe sus preferencias.

 

Las curvas de indiferencia pueden utilizarse para representar diferentes tipos de preferencias.

 

Las preferencias regulares son monótonas (lo que significa que “cuanto más, mejor”) y convexas (lo que significa que se prefieren las medias a los extremos).

 

La relación marginal de sustitución mide la pendiente de la curva de indiferencia. Muestra la cantidad del bien 1 a la que está dispuesto a renunciar el consumidor para adquirir una cantidad mayor del 2.

 

La utilidad

 

Una función de utilidad es simplemente una forma de representar o de resumir una ordenación de las preferencias. Las magnitudes numéricas de los niveles de utilidad no tienen ningún significado intrínseco.

 

Por lo tanto, dada una función de utilidad cualquiera, su transformación monótona representa las mismas preferencias.

 

La relación marginal de sustitución puede calcularse a partir de la función de utilidad mediante la fórmula RMS = x2/x1 = – UM1/UM2.

 

 

La elección

 

La elección óptima del consumidor es la cesta de su conjunto presupuestario que se encuentra en la curva de indiferencia más alta.

 

Normalmente, la cesta óptima se caracteriza por la condición de que la pendiente de la curva de indiferencia (la relación marginal de sustitución) es igual a la pendiente de la recta presupuestaria.

 

Si observamos varias elecciones de consumo, es posible estimar una función de utilidad que genere ese tipo de elección. Esta clase de función de utilidad puede emplearse para predecir las elecciones futuras y estimar la utilidad que tiene para los consumidores una nueva política económica.

 

Si los precios de los dos bienes son los mismos para todos los consumidores, todos tendrán la misma relación marginal de sustitución y, por lo tanto, estarán dispuestos a intercambiar ambos en la misma proporción.

 

La demanda

 

La función de demanda de un bien por parte del consumidor depende de los precios y de la renta.

 

Un bien normal es aquel cuya demanda aumenta cuando aumenta la renta. Un bien inferior es aquel cuya demanda disminuye cuando aumenta la renta.

 

Un bien ordinario es aquel cuya demanda disminuye cuando sube su precio. Un bien Gi en es aquel cuya demanda aumenta cuando sube su precio.

 

Si la demanda del bien 1 aumenta cuando sube el precio del 2, el bien 1 es un sustitutivo del bien 2. Si en esta situación desciende la demanda del bien 1, éste es un complementario del bien 2.

 

La función de demanda inversa mide el precio al que se demanda una cantidad dada. La altura de la curva de demanda inversa correspondiente a un determinado nivel de consumo mide la disposición marginal a pagar por una unidad adicional del bien, en ese nivel de consumo.

 

La ecuación de Slutsky

 

La reducción del precio de un bien produce dos efectos en el consumo. La variación de los precios hace que el individuo desee consumir una mayor cantidad del bien abaratado. El aumento del poder adquisitivo generado por la reducción del precio puede elevar o reducir el consumo, dependiendo de que el bien sea normal o inferior.

 

La variación de la demanda provocada por la variación de los precios relativos se denomina efecto-sustitución, y la variación provocada por el aumento del poder adquisitivo, efecto-renta.

 

El efecto-sustitución es la variación que experimenta la demanda cuando varían los precios y el poder adquisitivo se mantiene constante, en el sentido de que la cesta inicial sigue siendo asequible. Para mantener constante el poder adquisitivo, debe variar la renta monetaria. La variación necesaria de la renta monetaria viene dada por m = xı pı.

 

La ecuación de Slutsky nos dice que la variación total de la demanda es la suma del efecto-sustitución y el efecto-renta.

 

La ley de la demanda nos dice que los bienes normales deben tener curvas de de-manda de pendiente negativa.


 

Preguntas y Respuestas entre Usuarios: